Propiedades del calcio en huesos y dientes

El calcio y el magnesio son los dos minerales más conocidos asociados a los productos lácteos. Tienes más cantidad de calcio en tu organismo que de cualquier otro mineral. Es interesante saber que el contenido total de calcio en el organismo oscila entre 1 y 1,2 kg en un adulto. El calcio es un electrólito (puede ser expulsado con el sudor) que ayuda a la conservación de los músculos y es esencial para mantener sanos dientes y huesos.

El papel del calcio

Icono hueso

Junto con la vitamina D desempeña un papel en la formación y fortalecimiento de los huesos (el 99 % del calcio del organismo se almacena en los huesos y dientes). La vitamina D es esencial para ayudar al organismo a absorber y utilizar el calcio.

Icono de diente

El calcio contribuye a la formación de los dientes.

Icono musculo

Es responsable de la contracción muscular, la transmisión nerviosa, la coagulación de la sangre y desempeña un papel en la liberación de hormonas.

Icono del cerebro

El calcio respalda una serie de funciones del cerebro, entre ellas la neurotransmisión.

El aporte permanente de calcio es beneficioso para tu organismo. Una dieta variada y equilibrada debe proporcionar suficiente calcio para las necesidades de tu organismo. Sin embargo, en algunos casos se puede tomar un complemento alimenticio que contenga vitaminas y minerales, como el calcio, y que te ayude a satisfacer tus necesidades diarias y a mejorar tu rendimiento físico y mental.

Alimentos ricos en calcio

  • Productos lácteos: quesos (parmesano, emmental), leche.
  • Verduras (brécol, espinacas, col, perejil, berros).
  • Pescado (en particular los que tienen espinas comestibles, como las anchoas o las sardinas).
  • Semillas (amapola, sésamo, apio y semillas de chía).
  • Frutos secos.
  • Judías y lentejas.
  • Tofu.
  • Pan y cualquier cosa hecha con harina enriquecida.
  • Algunas aguas minerales.
Mujer joven asomada a la ventanilla del coche
El calcio es un electrólito, que ayuda al mantenimiento de los músculos

Las consecuencias de las deficiencias de calcio pueden no manifestarse de inmediato. Por eso, las personas que siguen una dieta baja en calcio deben recordar los complementos. Algunas de las consecuencias de la insuficiencia de calcio incluyen cambios a medio y largo plazo en los niveles de calcio en los huesos, que pueden debilitarlos. Un organismo que no recibe suficiente calcio puede tomarlo del esqueleto y los dientes para destinarlo a otras zonas donde se necesita. Esto puede ocasionar osteoporosis. Otras consecuencias de la falta de calcio pueden afectar a los músculos, que pueden presentar hormigueo. Las personas también pueden sufrir calambres musculares.

¿Quién puede beneficiarse de los complementos de calcio?

  • Mujeres posmenopáusicas. Después de la menopausia, las mujeres pierden masa ósea debido a la disminución de estrógenos. Los complementos basados en el calcio pueden reducir la pérdida de densidad ósea.
  • Veganos. El organismo absorbe mejor el calcio que se encuentra en los alimentos de origen animal, por lo que las personas que siguen una dieta vegana pueden correr el riesgo de una ingesta insuficiente.
  • Personas con sobrepeso y obesas. Los estudios han vinculado el consumo bajo de calcio a un mayor índice de masa corporal y un porcentaje alto de grasa corporal.
  • Personas con osteoporosis. Si tienes esta afección que debilita los huesos volviéndolos frágiles y más propensos a romperse, deberías considerar la posibilidad de tomar complementos de calcio.
¡Descubre

la energía de la vida!

Solemos llevar una vida ajetreada y tratar de hacerlo todo puede ser un desafío, especialmente cuando tienes poca energía. Berocca®, a base de vitaminas y minerales, te ayuda a mantener esa energía diaria que necesitas.