Entrenamiento inteligente para reducir el cansancio

El siglo XXI trajo consigo un cambio de actitud hacia los deportes: más mujeres, personas mayores y personas con discapacidad participan a diario en deportes. Hay unas cuantas razones para ello. Las mujeres pueden encontrar más deportes que les resultan atractivos. Algunos de los deportes que solían estar restringidos a los hombres ahora están abiertos a las mujeres (como el fútbol, el rugby, la halterofilia y el boxeo). El aumento de la popularidad de los juegos paralímpicos ha animado a más personas con discapacidad y con afecciones crónicas a participar activamente en competiciones deportivas. Ha habido un crecimiento del número de clubes de mayores que ofrecen baile, yoga, bolos, golf, tenis y muchas más actividades a los jubilados.

Sin embargo, muchos de los que empezaron a entrenar recientemente se desmotivaron rápidamente. Aunque el disfrute es el factor principal para permanecer activo, se ha hallado que la falta de motivación junto con el cansancio extremo después de practicar deportes puede inducir a la gente a abandonar sus ejercicios. El cansancio puede manifestarse a través de diversos síntomas que se producen después de un esfuerzo físico intenso. Una astenia muscular, calambres, falta de aliento o dificultad para recuperarse son solo algunos de los síntomas que puedes presentar.

Estos son los 5 motivos más frecuentes de la sensación de agotamiento después de los deportes:

Icono del botella de agua

Falta de hidrataciónEl organismo necesita agua abundante antes, durante y después del ejercicio.

Icono de caramelo

Dieta inadecuadaA menudo hay un desequilibrio entre la cantidad de nutrientes que el organismo utiliza durante un esfuerzo físico y la cantidad que le proporcionas a través de alimentos y complementos.

Icono del magnesio

Falta de magnesioEl magnesio es esencial durante el esfuerzo muscular intenso.

Icono del cerebro

Falta de calcioEl calcio es responsable del correcto funcionamiento del cerebro

Icono de mancuerna

Horario inadecuadoNo se recomienda hacer ejercicio inmediatamente después de comer ni muy tarde por la noche.

El magnesio es un mineral esencial para la generación de energía

Así que si deseas un ejercicio inteligente, debes incluir en la dieta estés potenciador naturales de la energía.

¿Estás pensando en renunciar al deporte porque te deja demasiado agotado?

¿Te falta motivación porque piensas que no estás alcanzando las metas que te habías fijado? ¿Has dejado de disfrutar de los deportes porque siempre acabas con calambres y dolores por todas partes? Piénsalo mejor. Sigue estos consejos para optimizar tu entrenamiento y mejorar la nutrición deportiva.

Jugando al fútbol

1. Preparación mental

Para cumplir tu objetivo deportivo, tienes que preparar la mente antes de implicar al cuerpo. Mantener la motivación desempeña un papel importante en el logro de tus objetivos. ¿Cómo mantenerse motivado?

  • Conoce tus puntos fuertes y débiles. Si te fuerzas demasiado puede que te desanimes rápidamente.
  • Elige el deporte adecuado. El entrenamiento debe ser agradable. Si ya no te hace feliz, quizá es hora de cambiar de deporte. 
  • Programa tus sesiones de entrenamiento. Cuando haces planes con antelación, siempre encuentras el momento adecuado para tu entrenamiento. Eso también te permite prepararte para situaciones en las que las cosas no van según el plan.
  • Entrena con otras personas. Puede despertar tu espíritu competitivo. Tener a alguien a tu lado puede ser útil cuando te sientes abatido y a punto de rendirte.
  • Adopta el procedimiento de dar pequeños pasos. Este antiguo método japonés te ayuda a lograr una mejora continua a diario. Cuantos más pasos completes, menos motivado te sentirás a renunciar.
  • Reconecta con tus sentimientos y con la naturaleza. Trata de disfrutar simplemente de una actividad sencilla como correr, nadar o pasear en bicicleta, en lugar de comprobar continuamente tu progreso, frecuencia cardíaca, etc.

2. Precalentamiento


Antes de iniciar tu sesión propiamente dicha, es crucial precalentar y preparar el organismo para el esfuerzo físico.

  • El precalentamiento aumenta la frecuencia cardíaca, moviliza las articulaciones y contrae los músculos.
  • Se recomienda hacer unos 10-30 minutos de precalentamiento.
  • El precalentamiento ayuda a evitar dolores, calambres y lesiones.
  • El estiramiento como parte del precalentamiento prepara los músculos, los tendones y los ligamentos para la sesión siguiente.
  • Cuanto mejor precalientes, más rápido y fácil te recuperarás después del entrenamiento.

3. Nutrición


Cuando más esfuerzo físico hagas pasar a tu organismo, más alimentos, bebidas y complementos potenciadores de la energía tendrás que proporcionarle. Consumir una dieta equilibrada y nutritiva puede ayudar no solo a potenciar tu energía sino también a prevenir lesiones y recuperarte de la tensión muscular. Como parte de la preparación deportiva, determinados alimentos son especialmente beneficiosos para restaurar las reservas de energía. Se trata de los siguientes:

  • Frutas blandas (manzanas y plátanos).
  • Verduras crudas(zanahorias, tomates, pepinos y endivias).
  • Ensaladas(ensalada de maíz y berros).
  • Alimentos ricos en almidón(arroz, pasta y cereales).

Como parte de una dieta variada y equilibrada y de un estilo de vida saludable, tomar un complemento alimenticio recomendado para el deporte, como Berocca® Performance de forma continuada o Berocca® Boost por ejemplo antes de una carrera, también proporciona un aporte de vitaminas y minerales sin efecto dopping.

4. Estiramiento después del ejercicio


El estiramiento pasivo desempeña un papel crucial en el alargamiento de los músculos sometidos a tensión. Permite que los músculos ganen flexibilidad.

  • Se debe aplicar un estiramiento más largo después de un ejercicio de intensidad moderada, y uno más corto después de una sesión muy intensa.
  • Es importante estirar lentamente.
  • El estiramiento ayuda a combatir los calambres. Para detener un calambre, estira el área dolorida y toma una bebida enriquecida con vitaminas y minerales.

5. Duerme bien


Se ha establecido que existe un fuerte vínculo entre dormir bien y hacer mejor ejercicio. El sueño también ayuda a prevenir lesiones.

El deporte desempeña una función importante en nuestra sociedad. No solo te mantiene sano, también une a las personas, te hace sentir mejor contigo mismo. También ofrece la ocasión de salir y disfrutar de la vida para aquellos que solían estar atrapados en casa: ancianos, personas discapacitadas y mujeres con niños pequeños. Para disfrutar plenamente de tu deporte, no olvides estas reglas básicas:

  • Haz ejercicio antes de las comidas, o después de la digestión.
  • Hidrátate antes, durante y después del ejercicio.
  • Toma un tentempié energético después del esfuerzo físico.
  • Mantén una dieta equilibrada rica en vitaminas y minerales.
  • Y no superes tus límites.
¡Descubre

la energía de la vida!

Solemos llevar una vida ajetreada y tratar de hacerlo todo puede ser un desafío, especialmente cuando tienes poca energía. Berocca®, a base de vitaminas y minerales, te ayuda a mantener esa energía diaria que necesitas.