Combatir el cansancio mental en el trabajo es posible con Berocca®

¿Sientes que el trabajo que te encanta te está agotando? ¿Tienes cansancio antes de ir a trabajar por la mañana y agotamiento por la noche? Si es así, podrías estar padeciendo cansancio laboral. Pero no te preocupes: tenemos algunos consejos sencillos que pueden ayudarte a reponer fuerzas, prevenir el cansancio en el trabajo ¡y abordar los retos sobre la marcha!

6 síntomas del cansancio laboral

¡Reconocer los síntomas es el primer paso en el camino hacia la recuperación de tu buena forma física habitual! Si has notado que no estás en tu mejor momento en el lugar de trabajo y sientes cansancio, es importante examinar los signos con más detalle. Sigue leyendo para ver si reconoces alguno de estos 6 síntomas:

  • Tienes problemas para concentrarte durante periodos largos.
  • Se te escapan detalles y dejas pasar errores.
  • Te resulta difícil seguir las conversaciones y prestar atención en las reuniones.
  • Tu toma de decisiones se vuelve errática.
  • Tienes problemas para captar, analizar y retener información.
  • Tus relaciones en el trabajo se resienten a medida que te vuelves irritable y reservado/a.

Si alguno de estos síntomas te resulta conocido, es el momento de formular la pregunta importante:

¿Por qué estoy tan agotado/a?

Las causas del cansancio extremo son diferentes para cada persona y a menudo están relacionadas con el trabajo. Cuando se trata del cansancio, las personas son igualmente propensas en todos los tipos de trabajo: las personas que hacen trabajos más manuales pueden sufrir cansancio físico, mientras que las que trabajan en una oficina pueden llegar a estar mentalmente agotadas. En Estados Unidos, más de dos tercios de todos los empleados refieren síntomas de cansancio en el trabajo. A continuación, se enumeran algunas causas evitables de cansancio en el trabajo que puedes reconocer:

  • Utilizas aparatos electrónicos por la noche, lo que afecta al ciclo del sueño y provoca una tensión adicional en los ojos sobrecargados. Tal vez no duermas lo suficiente y tratas de «ponerte al día» los fines de semana, o tu sueño se ha vuelto agitado.
  • Sobrecargas el cuerpo o mente con un trabajo o esfuerzo constantes, y no descansas lo suficiente para regenerar la energía. Las horas extras, el horario irregular, los turnos de noche, la monotonía, los entornos de trabajo mal iluminados y el estrés pueden ocasionar un cansancio constante.
  • Consumes una dieta desequilibrada, o comes a deshoras. Tal vez estás deshidratado/a por beber demasiado café y no suficiente agua. Tal vez estés padeciendo carencias de vitaminas o minerales que son necesarias para evitar el cansancio mental.

¿Te resulta conocida alguna de estas cosas? Ahora que has identificado posibles causas de tu cansancio, veamos algunos consejos.

6 consejos para ayudar a prevenir el cansancio en el trabajo

No te preocupes: ¡los efectos del cansancio son reversibles! Solo hacen falta algunos cambios en tu estilo de vida que reduzcan gradualmente el estrés y el agotamiento laboral. Sigue leyendo para conocer 6 consejos sencillos que pueden aliviar tu cansancio extremo en el trabajo.

Superar el cansancio en el lugar de trabajo

  • Haz ejercicio para descansar el cuerpo y la mente. Cada hora, tómate un minuto para estirar las piernas y caminar. Simplemente con alejarte de tus tareas relajarás tu cuerpo y mente, pero caminar te ayudará a conservar tu energía mental.
  • Relaja tu mente fatigada con humor. Comparte un momento con tus compañeros/as. Deja de trabajar un minuto, cuenta un chiste, reíd juntos. Piensa en ello como un alivio de la tensión divertido y gratuito.
  • ¡Disfruta la luz solar! Aprovecha la ocasión para salir de la oficina a la hora de comer. Deja que la luz del sol le dé a tu organismo una dosis saludable de vitamina D. Trata de encontrar un sitio cerca de tu lugar de trabajo donde puedas ver árboles o aguas abiertas: ambas vistas pueden reducir la tensión y el cansancio mental.
  • ¡Ponte cómodo/a en tu puesto de trabajo! Asegúrate de que tu asiento o tu entorno de trabajo sean seguros, ergonómicos y cómodos, tengan luz natural y buena ventilación.
  • Disfruta de un equilibrio saludable entre la vida laboral y personal. El trabajo nunca debe provocar excesivo cansancio o tensión. No temas hablar con tu jefe/a sobre una reducción de tu carga de trabajo para reducir el cansancio.
  • ¡Come bien para vivir bien! Tienes que proporcionarle al organismo un combustible positivo para que puedas desprender energía positiva. Come regularmente, con una dieta variada, y cerciórate de que incluya cantidades suficientes de vitaminas y minerales ya que tienen un papel crucial a la hora de mantener tu energía y evitar el cansancio en el trabajo. También puedes tomar un Berocca® cada día y así potenciar los nutrientes esenciales para tu cuerpo y mente, gracias a sus vitaminas y minerales que ayudan a la concentración y a la energía.

Si encuentras que tu cansancio en el trabajo, y fuera de este, persiste a pesar de estos pasos, no dejes de consultar a un médico.

Busca el Berocca®

adecuado para ti

Encuentra el Berocca® más adecuado para ti, con 12 vitaminas y minerales entre los que podrás encontrar vitaminas del grupo B y disfrutar de sus propiedades beneficiosas para el organismo. Cuando tienes energía, te sientes capaz de comerte el mundo. Berocca® te ayuda a reducir la sensación de fatiga o cansancio y a que puedas mantener la concentración.

awd

Berocca® Performance

COMPLEMENTO ALIMENTICIO

Vitaminas y minerales que ayudan al rendimiento mental y a la reducción del cansancio.

ver más

a

Berocca® Boost

COMPLEMENTO ALIMENTICIO

Con guaraná y cafeína ayuda a incrementar la atención y mejorar la concentración.

vER más