Vitamina C para la mente

La vitamina C (también llamada ácido ascórbico) es una de las vitaminas más conocidas por sus propiedades y beneficios. Es necesaria para el crecimiento, el desarrollo y la reparación de todos los tejidos del organismo. Participa en muchas funciones del organismo, entre las que se incluyen la formación de colágeno, la absorción de hierro, la función normal del sistema inmunitario, los procesos de cicatrización y el mantenimiento de cartílagos, huesos y dientes. Además, la vitamina C ayuda el rendimiento mental. Contribuye al buen funcionamiento del metabolismo energético y ayuda a reducir el cansancio.

Beneficios de la vitamina C

En las células y tejidos se mantienen niveles altos de vitamina C y los más altos se dan en los leucocitos (glóbulos blancos), los ojos, las glándulas suprarrenales, la hipófisis y el cerebro.

A diferencia de algunos organismos animales, el cuerpo humano no puede producir vitamina C, por lo que es necesario suministrarla como parte de una dieta sana y equilibrada para poder disfrutar de sus beneficios. Las fuentes más habituales de vitamina C son las frutas (especialmente los cítricos) y las verduras. Sin embargo, vale la pena recordar que la vitamina C es la más frágil de todas las vitaminas y el almacenamiento prolongado o la cocción pueden degradarla reduciendo sus beneficios. El calor, la exposición al aire y su solubilidad en el agua son las condiciones que pueden reducir el contenido de vitamina C en los alimentos. Por ejemplo, el contenido de la fruta rica en vitamina C puede reducirse a la mitad en 24 horas en condiciones desfavorables. Por eso se recomienda comer frutas y verduras crudas que contengan vitamina C de este modo no se perderán sus propiedades y beneficios para el organismo.

Los complementos de vitamina C pueden ayudar a reducir los efectos perjudiciales de la agresión oxidativa

Alimentos ricos en vitamina C:

  • Frutas (guayaba, grosella negra, limón, fresa, naranjas, kiwi).

  • Verduras (pimientos, espinacas, canónigos, tomates, patatas, brécol).

  • Muesli y cereales de desayuno enriquecidos.

Es interesante saber que los comprimidos de complemento Berocca® contienen tanta vitamina C como 9 naranjas. El consumo diario de Berocca® debe satisfacer todas las necesidades de vitamina C para mantener sanos el cuerpo y la mente.

Puede haber algunas personas que corren un riesgo especial de sufrir una hipovitaminosis C. Las personas con un estilo de vida activo deben proporcionar a su organismo cantidades suficientes de vitaminas B y C para un rendimiento físico y mental óptimo. La falta de vitamina C y B9 puede provocar cansancio.

Los estudios han demostrado que los atletas que toman regularmente complementos de vitamina C tienen menos dolores musculares, mejor función muscular y menores niveles sanguíneos de agresión oxidativa e inflamación en el organismo. Estas dos últimas (agresión oxidativa e inflamación) se han relacionado con muchas enfermedades crónicas, entre ellas cardiopatías y diabetes. Incorpora a tu vida diaria el complemento alimenticio Berocca®, con 12 vitaminas y minerales entre las que se encuentra la vitamina C con múltiples beneficios para el organismo

Otros efectos de la hipovitaminosis C:

  • La falta de vitamina C puede ocasionar escorbuto.
  • La ingesta insuficiente de vitamina C puede afectar al rendimiento diario.
  • La eficiencia en el trabajo también puede verse afectada. La hipovitaminosis C puede causar cansancio y mal humor. Este cansancio crónico e irritabilidad pueden disminuir tu rendimiento en el trabajo.

Se sabe ahora que el daño oxidativo y los cambios inflamatorios resultantes son la causa de la mayoría de las enfermedades crónicas más frecuentes en los seres humanos, como las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. Los complementos de vitamina C pueden ayudar a reducir los efectos perjudiciales de la agresión oxidativa ya que entre sus múltiples beneficios está la protección de las células contra los radicales libres.